Inicio » Blog

¿Qué es el Benchmarking y cómo puede ayudarte en tu tienda online?06, Feb

¿Has oído hablar del Benchmarking pero aún no tienes claro en qué te puede ayudar esta técnica a mejorar los resultados de tu negocio?

No te preocupes, pues hoy te explicaré qué es el Benchmarking, en qué consiste  esta técnica y cómo ella puede ser un elemento que te ayude a mejorar las estrategias o los procesos dentro de tu negocio o tienda online.

Para lograr el éxito a corto, medio o largo plazo en un negocio se unen multitud de causas y factores, tanto externos como internos. Por ello, si no los tienes bien estudiados y analizados, estos factores pueden hacer que no obtengas la rentabilidad que estabas buscando.

Es aquí en donde entra esta disciplina. Pero nada mejor que comenzar definiéndola desde cero.

¿Qué es el Benchmarking?

El Benchmarking es un método que consiste en ir al encuentro de aquellos procesos de trabajo, servicios o productos que pertenezcan a negocios líderes en su sector y que demuestren las mejores prácticas en su especialidad.

El objetivo principal de esta disciplina, es el de adquirir los conocimientos sobre algunas de las mejores prácticas que esos negocios referentes aplican en sus estrategias y trabajo diario, para adaptarlas e introducirlas en nuestra organización.

¡Ojo! No hay que caer en el error de confundir al Benchmarking con un simple estudio de la competencia o, peor aún, con el espionaje.

Este método no solo se centra en analizar a la competencia de nuestro mercado, sino que también a empresas de otros nichos que demuestren las mejores prácticas en algunos procesos o estrategias en concreto, que nosotros queramos mejorar.

En definitiva, aquí se trata de analizar estrategias o metodologías de trabajo que consiguen los mejores resultados en un proceso en concreto, independientemente del nicho, sector o rubro al que pertenezca la empresa.

¿El Benchmarking solo tiene en cuenta a otras empresas?

Como te he explicado anteriormente, el benchmarking puede llevarse a cabo analizando las mejores técnicas de las empresas líderes de otros sectores o industrias. Pero también puedes utilizarlo internamente.

Es posible implementar esta técnica dentro de tu propia organización, es decir, tomando como ejemplo y estudiando las estrategias y prácticas que más potencian y definen a otros departamentos dentro de nuestra empresa.

De esta manera, ya sea colaborando con otras empresas o entre nuestros propios departamentos, gracias a esta técnica, podremos conseguir mejorar la calidad y la competitividad del área o proceso que queramos potenciar.

¿Por qué es tan importante el Benchmarking?

Ventajas del benchmarking

Como ya sabes, la industria mundial ha evolucionado a pasos agigantados y sin parar en ningún momento en las últimas décadas.

Quizás hace un tiempo tu negocio o tienda online tenía las mayores innovaciones de tu sector y que gracias a ello, fueras muy competitivo y hasta un referente del mismo.

Pero seguro que, con el correr del tiempo y la evolución del sector del eCommerce, ahora te es más difícil sacar la rentabilidad de antaño, debido a que muchos de tus procesos o estrategias se han quedado antiguas o casi obsoletas.

Por ende, sabes perfectamente que lo que necesitas para volver a destacar es actualizar y mejorar esas prácticas de las que hablamos (aquellas que se han quedado obsoletas). O quizás, implementar alguna que otra nueva estrategia.

Precisamente dicha implementación de estrategias nuevas, te conducirán indudablemente a mejorar el posicionamiento de tu empresa entre las demás compañías de tu mismo sector profesional.

Es aquí donde entra en juego el benchmarking. Él te permite tanto compararte con tu competencia, como encontrar empresas de otro sector que estén implementando estrategias ganadoras, que tú puedas adaptar a tu nicho de negocio.

Porque, no solo hay que saber realizar todo este proceso correctamente y no limitarse a copiar lo que hacen otros sin más, sino que también hay que saber adaptarlo a las características de nuestra idea de negocio.

Por desgracia, nos encontramos todos los días negocios como el nuestro y a veces nos decimos que “está todo inventado”, pero esto no es cierto.

¿Cómo implementar el Benchmarking en tu negocio?

Para implantar esta metodología en tu empresa, primero tienes que realizar una planificación general por fases, fundamental para lograr tus objetivos.

Dicho objetivo es diseñar una estrategia para tu eCommerce, que seguirás gracias a la investigación general del negocio. Los pasos que has de seguir son muy parecidos a los de otros estudios de mercado y análisis: “qué, quién y cómo”.

  • Para identificar el qué, tendrás que reconocer bien tus debilidades que estén relacionadas con lo que ofreces tus potenciales clientes.
  • Al identificar quiénes, deberás buscar las diferentes empresas líderes en los procesos que has identificado en el paso anterior (ya sean de tu mercado o de otros sectores), viendo qué es lo que más destaca en la forma de trabajo de esas empresas, siguiendo siempre una investigación enfocada en el objetivo.
  • Para determinar cómo, tendrás que recopilar información y analizar los datos.

Aquí será cuando decidas qué herramientas utilizarás para hacer la búsqueda y el análisis, así como la metodología de trabajo que se adapte mejor a tu marca y a las mejoras que quieras realizar.

A continuación, te explico los 5 pasos más importantes que debes de tener en cuenta al aplicar el Benchmarking:

1. Analizar cada detalle

Te he hablado sobre lo importante que es saber qué tipo de innovación o mejora necesitas, ya que no dispones de ella actualmente en tu marca.

Sabiendo todo lo mencionado anteriormente, tendrás que medir, probar y comparar diferentes opciones, para al final tomar una decisión, teniendo más o menos una idea previa de lo que funciona y de lo que no, según tu objetivo.

Aunque pienses que algún aspecto de tus servicios no se puede mejorar o bien que no hay otra forma de hacerlo más productivo, siempre existen maneras diferentes de hacer las cosas y que pueden dar mejores resultados.

2. Identifica las marcas líderes

Seguidamente, deberás identificar cuáles son las marcas que te pueden servir de referencia. Piensa que si son referentes en su sector será por algo.

Esto te dará muchísima información relevante, así que te recomiendo que vayas examinando y apuntando cada proceso y apartado a mejorar de esas empresas.

Con esto me refiero a los líderes de un sector y a los que mejor llevan a término un determinado proceso. Esto no quiere decir que se dediquen a lo mismo que tú, pues entonces estaríamos hablando sólo de tu competencia (aunque en muchos casos conviene el apoyo entre competidores del mismo sector).

3. Información

Ya has identificado tus puntos débiles y a tus referentes en los procesos que necesitas mejorar. Ahora deberías buscar la forma más adecuada de conseguir la información que necesitas.

A través de las fuentes internas, como las publicaciones de la marca, o a través de las fuentes externas como los periódicos, puedes conseguir sus factores de éxito.

Existen incluso profesionales dedicados a encontrar este tipo de datos, al igual que herramientas que acceden a ellos, la cuestión es encontrar la manera más sencilla y veraz posible.

4. Recopilación

Una vez hayas llevado a cabo estos 3 pasos anteriores, ya podrías pasar a recopilar toda la información y analizarla, estableciendo unos parámetros comparativos.

Para empezar, debes idear un modo de comunicarte con con estas empresas y con las diferentes secciones o departamentos de la tuya propia, ya que tu objetivo es informar a tus empleados y que ellos te informen también sobre qué aspecto podría ser mejorable, dentro de la organización.

El objetivo en esta fase, sería encontrar las discrepancias en las labores o productos que te preocupan en esta investigación.

En este escenario, te habrás podido percatar de que existe una gran variedad de de colaboraciones que puedes encontrar, provenientes de todas estas vías antes comentadas.

5. Implementación

Finalmente, habría que implementar estos resultados que has ido obteniendo, adaptando y modificando procedimientos e infraestructuras, según tus intereses.

Todo tiene que estar perfectamente analizado y planificado, hasta el punto de que debes marcarte unos puntos de referencia, a fin de establecerlos como marca comparativa y saber con certeza la cuantía de si ha dado resultado el estudio realizado.

Una vez aplicada la investigación, y como cualquier proceso evolutivo que se precie, se requerirá de una curva de aprendizaje o tiempo de adaptación al cambio.

Por último, y pasado un tiempo, deberás realizar un exhaustivo estudio del ROI (Retorno de la Inversión), para comprobar si todo este proceso al que se ha sometido la corporación, ha causado los efectos de rentabilidad esperados.

Conclusiones

Ahora que ya sabes qué es Benchmarking y en qué consiste, solo te queda conseguir ponerlo en práctica con tu empresa o negocio.

Guarda esta información que te acabo de contar para consultarla cada vez que lo necesites y poco a poco llévala a cabo, siguiendo cada uno de los pasos para lograr el éxito de tu marca.

Como consejo final, te diré que te fijes siempre en lo que realiza tu competencia, así como también en los procesos que usan las marcas líderes, revisando sus técnicas de trabajo, las cuales conseguirán dar un plus a tu negocio.

Algo que otorga mucho valor adicional es escuchar a los trabajadores, esos que trabajan muchas horas al día en el negocio y saben mejor que nadie cómo producir mejor o incluso más rápido.

Ellos mejor que nadie, sabrán señalar las debilidades o puntos de mejora de la marca.

Y tú, ¿aún no has puesto en práctica la metodología Benchmarking en tu empresa? Con todo lo dicho en este post, al menos ya tienes para empezar.

Imágenes propiedad de Freepik.

Fuente: https://www.prestashop.com/es/blog/benchmarking

Comentarios

Opina con nosotros